Vidas paralelas


Él le dijo, despechado, que no quería volver a verla nunca más y ella, por seguir a su lado, quiso hacerse invisible. Desde aquel día vive escondida en la casa, ocupando sigilosa los espacios que él no ocupa y evitando siempre cruzarse con él, ser descubierta. Y en este convivir en vidas paralelas se han ido haciendo viejos sin encontrarse nunca y sin que ninguna de las tardes de todos estos años él haya dejado de sentarse en la puerta con la mirada perdida, ni ella de aprovechar ese tiempo para, triste y desapercibida, contemplarle desde la ventana ignorando que el hombre al que ama y que tanto la extraña, lo único que espera es verla regresar.








(Relato publicado en la página "El Bic Naranja.: Viernes Creativos" y escrito a partir de la foto propuesta).

No hay comentarios: