Reina de la noche

Era reina de la noche de los muelles y en la salada oscuridad del puerto se ofrecía a los hombres venidos del mar para llevarlos con ella a la azotea del edificio más gris y desconchado del barrio pesquero. Allí, entre sábanas tendidas, los dejaba navegar en sus carnes de pago mientras ella escapaba lejos surcando con la mirada el cómplice silencio de las estrellas. Dicen que escondía un secreto oscuro en el corazón y bajo la cama una palangana que usaba cada vez que despedía a un marinero y a la que nunca quiso cambiar el agua, dispuesta siempre a ahogar en ella al primer desaprensivo que tuviera la osadía de volver a hablarle de amor.


Relato escrito para "El Bic Naranja. Los Viernes Creativos" a partir de la ilustración de Camille Witt

No hay comentarios: