Carne fresca


Recuerdo con cariño los guisos de mamá. A pesar de que la guerra acabó con el negocio familiar y los vencedores con nuestro padre, ella sola fue capaz de sacarnos adelante y nunca pasamos hambre. Todo gracias a aquellos tipos que se le acercaban dispuestos a aprovecharse del estado de necesidad de una joven viuda. Ella, que siempre fue astuta y decidida, aprendió a manejar hábilmente la situación y cada vez que quedaba con alguno, regresaba a casa con la cesta bien cargada de carne fresca. Siempre se le dio muy bien despiezar cerdos.

1 comentario:

Marietutaplus dijo...

Me ha encantado cariño 👏🏼👏🏼