Frustraciones


    Su marido, cuando vuelve de viaje, suele traerle alguna muñeca que ella finge recibir con agrado y acaba apilando sin orden junto a todas las ya acumuladas, en la habitación que reservaron para la niña que nunca tuvieron. Aunque evitan hablar de ello, está convencida de que con esos regalos él trata de compensarla por la hija tan deseada que no pudo darle. Las frustraciones a veces podemos intentar resolverlas con actos simbólicos. Lo había leído en las páginas divulgativas del diario al que está suscrita y con el que suele entretener parte de las muchas horas que pasa sola en casa mientras él, es su trabajo, viaja por Europa conduciendo un camión. Hoy, ese mismo diario ha publicado una noticia que le ha vuelto a entristecer. Otra niña, raptada mientras jugaba con sus amiguitas, había aparecido muerta, esta vez en un descampado de Estocolmo.

(Microrrelato publicado en "El Bic Naraja. Viernes Creativos" e inspirado en la foto de Elisa de Armas propuesta)


No hay comentarios: