Futuro libertario


         Habían permanecido siempre unidos desde que en la facultad se prometieron no complicarse la vida con compromisos burgueses. No quisieron confesarse su vocación de amor eterno porque ellos no creían en la eternidad. Y ahora él, al verla allí, yacente de blanco y entre flores, se preguntaba si la mujer con la que había compartido tantos años de vida y lucha no habría anhelado, en algún momento de debilidad, una boda de altar y tules como la que habían tenido esos hijos que engendraron desde el lejano sueño de un futuro libertario.

No hay comentarios: